Retos en la conservación de la biodiversidad I

oilplataformbyshellflickr2

CAMBIO CLIMÁTICO Y GESTIÓN DEL TERRITORIO

La identificación temprana de problemas acuciantes que pueden jugar un papel importante en la conservación de la naturaleza, puede permitir crear estrategias adecuadas para prevenir o para reducir su impacto real sobre la biodiversidad.

¿Pero cómo podemos identificarlos?. En los últimos años se está utilizando una serie de técnicas prospectivas como la conocida por “horizon scanning” (exploración del horizonte) que básicamente consiste en realizar varias rondas de consultas planificadas a expertos y personas involucradas en la temática en estudio, con el objeto de que se incentive un consenso entre ellos y que posteriormente valoren y den peso a aquellas cuestiones emergentes, que desde su punto de vista podrían considerar que son relevantes y que todavía no son suficientemente conocidas dentro de la comunidad de gestores o investigadores implicada en este tema.

Esta aproximación, no están libres de sesgos y pueden estar influenciados por campañas publicitarias o de concienciación, situaciones económicas recientes, modas, percepciones locales o incluso intereses específicos de organizaciones y/o países. Sin embargo un adecuado diseño del muestreo y una amplia representación geográfica de los participantes, puede servir como un ejercicio muy interesante para explorar los problemas emergentes más importantes con los que nos enfrentaremos en un futuro próximo.

Por otro lado, informes con metodologías similares se usan frecuentemente para orientar a muchas de las instituciones que acaban financiando proyectos y estrategias futuras de conservación. Por lo que puede ser muy útil, especialmente para aquellas personas u organizaciones que están implicadas o interesadas en la conservación de la naturaleza, tener una visión global de lo que se está y se cocerá en su área de trabajo.

Recientemente la revista “Trends in Ecology and Evolution” ha publicado un artículo usando esta metodología de “horizon scanning” para valorar los retos de la conservación global. Presentan 15 temas que han obtenido un mayor peso y que en un futuro próximo necesitan ser explorados y considerados con mayor detalle. Lo he dividido en dos entradas, la primera está dedicada más a aquellos temas más asociados directa o indirectamente con el cambio climático, y la siguiente entrada estará dedicada a aquellos temas que se aproximan más a la conservación de la vida silvestre (si te interesa pincha aquí), sin olvidar que en el fondo todo está interrelacionado y que esta división es un poco artificial.

1) Respuesta de los mercados financieros al carbono no combustible.

PETROLERA

foto: ESCARMENA (Flickr)

Quemar o no quemar, ¡esa es la cuestión!. Las industria energética está haciendo un gran esfuerzo económico en la búsqueda de nuevos yacimientos de combustibles fósiles basándose en su estima económica del valor que alcanzará ese producto en tiempo futuros. Por otro lado, los compromisos acordados por los diferentes países para limitar las emisiones de CO2, con el objeto de reducir la probabilidad de calentamiento global, podrían incentivar una devaluación del mercado de los combustibles no renovables. Si los inversores y reguladores no consideran adecuadamente los riesgos, los gobiernos pueden verse forzados en tener que elegir entre prevenir el cambio climático futuro (incrementando el riesgo de una crisis financiera) o prevenir una nueva crisis financiera (incrementando el riesgo de cambio climático futuro).

2) Células solares de carbono como fuente alternativa de energía renovable.

foto: OhWeh

Las células fotovoltaicas solares basadas en silicio están reduciendo considerablemente su precio, y es una alternativa muy interesante para luchar contra el cambio climático. Sin embargo en su construcción, necesitan conductores basados en metales y óxidos difíciles de conseguir. Los investigadores ya han logrado construir las primeras células solares basadas en carbono, en las que tanto la capa activa y los electrodos son de carbono, los conductores son sustituidos por grafeno y nanotubos de carbono. Sin embargo su eficiencia de transformación es todavía muy baja, pero su producción masiva, unido a sus características flexibles y ligeras podría favorecer su instalación en diversos soportes (edificios, agua, ropa), que podrían ayudar a reducir el efecto de los gases invernadero e incrementar la accesibilidad energética a zonas desfavorecidas o remotas.

3) Rápida expansión geográfica del cultivo de macroalgas para biofuel.

foto: Stemonitis

La aplicación de las macro-algas se ha usado desde hace carias décadas para diversas funciones, que van desde la alimentación humana pasando por la biotecnología, cosmética, fertilizante y otras industrias. Su uso como biocombustible está superando los primeros desafíos iniciales de costos y la eficiencia está superando incluso a los cultivos terrestres. Numerosos gobiernos y la industria están invirtiendo en los ensayos y la expansión de estos cultivos y se vislumbran oportunidades para la expansión de la producción de macroalgas en los países en desarrollo. Las macro-algas no compiten por el espacio agrícola o de agua dulce, pero necesitan un espacio bastante considerable y sus efectos en las comunidades costeras no se han evaluado adecuadamente. Su cultivo intensivo podría cambiar la estructura, composición, y función de ambientes marinos y necesita ser evaluado adecuadamente.

4) Redistribución del incremento de la temperatura global entre ecosistemas.

Circulacion termohalina

Como consecuencia del incremento de los gases de efecto invernadero en los últimos 150 años se ha incrementado la temperatura en 0.88ºC. Sin embargo parece que la tasa de calentamiento global se ha reducido en el último decenio. Aunque esto podría ser debido simplemente a la variabilidad climática, hay algunas evidencias que apuntan a que el calor se ha redistribuido, acumulándose más en las profundidades marinas que en la superficie. Esta redistribución, plantea nuevas incertidumbres sobre la capacidad de las profundidades del océano para absorber la energía térmica, los efectos potenciales de la fusión del hielo polar como consecuencia del afloramiento de agua más caliente de las profundidades y sus consecuencias en las corrientes marinas, que se encargan de redistribuir el calor de forma global. También se desconocen los efectos sobre los organismos costeros o que viven cerca de la superficie del mar. Una mala interpretación de las causas y sus consecuencias podría frenar las iniciativas políticas destinadas a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

5) Pérdida de tierras en el Sudeste Asiático como consecuencia del hundimiento de las turberas.

Campos de tea, Foto: Will Ellis

En las últimas décadas, más de 10 millones de hectáreas han sido transformadas en plantaciones y cultivos basados en el drenaje de agua. Estas prácticas han favorecido la oxidación y compactación de la turba, se estima que puede producir durante este siglo un hundimiento de casi la totalidad de las tierras bajas de Indonesia y Malasia de entre 2.5-4 metros, favoreciendo las inundaciones. Como consecuencia de las intensidad de la lluvia en estas regiones, el uso de diques u otras obras de ingeniería podría ser ineficaces o muy específicos para zonas urbanas, pero su influencia en zonas rurales no se ha valorado adecuadamente.

6) Seguimiento “casi a tiempo real” de los cambios en al superficie de la tierra.

foto: www.nasa.gov

La disponibilidad en cantidad y calidad de imágenes satelitales y de sensores remotos a bajo costo se va a incrementar considerablemente en los próximos años. Esfuerzos dedicados a la mejora en el procesamiento automático de imágenes satelitales, unido a la mejora en la discriminación diferenciación de hábitats no forestales y la identificación de características a resoluciones mayores, incrementará la utilidad de esta tecnología para monitorizar los cambios sobre la superficie de la tierra a gran escala.

7) Explotación de la Antártida

An orthographic projection of NASA’s Blue Marble

La presión internacional para explotar minerales y los hidrocarburos en la Antártida se está incrementando considerablemente. El tratado Antártico impide realizar actividades mineras hasta 2045. Sin embargo algunos países (como Rusia y China) bajo la mácara de la investigación científicas ya están proyectando hacer algunas prospecciones geológicas, que agreden el espíritu del protocolo de Madrid. Debido a las condiciones ambientales de esta región el impacto ambiental de estas y futuras actividades mineras pueden ser irreversible.

8) Expansión de la lista roja de ecosistemas

http://web.bizkaia.net

La IUCN en 2008 propuso extender las lista roja de especies amenazadas y ampliarla con una lista roja de ecosistemas. Las categorías y criterios ya se han publicado con el objeto de que en el 2025 se pueda empezar a aplicar. La publicación de estas evaluaciones puede servir para identificar adecuadamente qué ecosistemas están más amenazados y posiblemente puedan obtener mayores recursos económicos. Aunque hay algunas reticencias, ya que lo gestores podrían desincentivar la conservación de aquellos ecosistemas donde esté bien documentado que la estructura , composición y función ha cambiado drásticamente. Por otro lado, como la lista roja puede hacerse a diferentes escalas espaciales, los asesores pueden verse presionados a elegir unidades de evaluación basadas en objetivos políticos en vez de objetivos ecológicos.

Fuente: Sutherland et al (2014) A horizon scan of global conservation issues for 2014. Trends in Ecology & Evolution, Vol. 29, No. 1 15-22

Deja un comentario