Los orígenes del fototrampeo

Tigre de Bengala

Durante la última década el fototrampeo se ha convertido en una autentica revolución para el estudio de fauna. El fototrampeo es un método de estudio que consiste en el uso de cámaras-trampa para detectar y fotografiar diferentes especies animales.  Cada cámara trampa dispone de un sistema que detecta la presencia del animal cuando este se sitúa dentro del ángulo de visión de la cámara provocando que se dispare, obteniendo la fotografía de todo aquello que pase por delante. Gracias al fototrampeo podemos detectar especies nocturnas y huidizas, conocer su área de distribución, realizar estimas de abundancia, aspectos de su comportamiento, etc. Actualmente es extraño encontrar a alguien que trabaje con fauna que no conozca esta técnica. Y no sólo los profesionales del sector las utilizan, sino que multitud de aficionados a los animales las compran y utilizan a título personal para intentar sacar fotografías de aquellas especies más esquivas y difíciles de ver como zorros, tejones, linces, jabalíes, roedores…o simplemente para conocer que especies merodean por los alrededores de su casa por la noche. Y aunque efectivamente ha sido en los últimos años cuando se ha popularizado el uso de estas cámaras, su origen se sitúa mucho más atrás de lo que podríamos pensar.

 

Fig 1. Michigan 1893, George Shiras y John Hammer con su rudimentario equipo de fotografía de fauna

Fig 1 Michigan 1893, George Shiras y John Hammer con su rudimentario equipo de fotografía

Figura 1: Flash conectado a cable que accionaba su funcionamiento.

Fig 2. Flash conectado a cable que accionaba su funcionamiento.

 

 

Fue en la década de los 90…pero no la de 1990, sino la década de 1890!!! cuando George Shiras (Fig.1) desarrolló un método para obtener fotografías con el que los propios animales eran los que activaban la cámara. Este sistema se componía de un cable conectado a la cámara y al flash, de tal manera que cuando el animal tiraba del cable, bien al desplazarse por un camino, o al tirar de el por estar atado a algún cebo, este accionaba la cámara (Fig. 2).

 

 

 

foto nocturna accionada por cable

Fig 3. Mapache fotografiado por Shiras

Con este sistema George Shiras fue capaz de obtener increíbles fotografías de ciervos, liebres de raquetas, castores, mapaches, buitres, ardillas, alces, osos o castores entre otras especies. Estas fotos fueron publicadas por National Geographic y le valieron la medalla de oro de la Exposición Mundial de París en 1900. Recordar que en esta época el flash era de aún de magnesio y las cámaras podían sacar tan solo una fotografía de cada vez! (Fig.3)

 

Después de Shiras fueron varios los fotógrafos que utilizaron su técnica o la adaptaron para conseguir fotos de fauna por todo el planeta. Sin embargo, la primera aplicación del fototrampeo en un contexto de investigación fue realizada por Frank.M. Chapman en la isla de Barro Colorado en Panamá en los años 20 (esta vez sí los años 20 de 1920). La isla de Barro colorado es una isla que se creó como consecuencia de la inundación de una gran superficie de selva durante la construcción del canal de Panamá, y que se mantiene inundada desde entonces. Esta isla ha sido como un laboratorio natural que ha permitido el estudio en detalle de multitud de aspectos del comportamiento y ecología de fauna y flora tropical. Pues bien, Chapman estudió mediante fototrampeo tapires, pumas, ocelotes o coaties, y fue el primero en identificar a individuos diferentes mediante las manchas de su pelaje, al igual que ahora se hace para censar, tigres, jaguares o linces (Fig. 4).

 

instantanea de fototrampeo

Fig. 4 Ocelote fotografiado por Chapman

 

Alrededor de los años cincuenta, los avances de la fotografía y la tecnología permitieron mejorar tanto los sistemas de disparo, como las cámaras y flashes. Aparecen los primeros sistemas de haces de luz que al ser cortados por el animal en su desplazamiento provoca el disparo. Se adaptan cámaras de cine para que graben solo un fotograma cada vez que la cámara es activada, con lo que era posible conseguir numerosas fotografías en una sola sesión. Un grandísimo avance!. El problema de estas cámaras era que necesitaban pesadas baterías de más de 20 kg para trabajar. A pesar de este inconveniente este tipo de cámaras fueron utilizadas para estudiar comportamiento de nidificación de aves, seguimiento de colonias reproductoras de aves marinas o movimientos de ganado y ungulados silvestres por autovías además de los listados y censos de especies.

 

 

Fig. 3: Esquema de emisor y receptor de haz infrarojo Trailmaster

Fig. 5. Esquema de emisor y receptor de haz infrarojo Trailmaster

Es en los años 90 cuando aparecen los sensores de haz infrarrojo activos, que activan la cámara cuando el animal con su movimiento “rompe” el haz de luz. La marca Trailmaster comercializó un modelo de cámara trampa con este sistema de disparo. Estas cámaras, aun eran algo aparatosas, ya que además de la cámara el sensor se componía de baterías y de aparato emisor y receptor de infrarrojo.

 

 

cámara con sensor de movimiento e infrarroja

Fig. 6 cámara trampa con sensor integrado. (trailcamstore.com)

 

 

Poco después aparecieron  los sensores que se activan por movimiento o al detectar el calor del animal en frente del dispositivo. Estos sistemas permitieron la creación de cámaras compactas en las que en una única carcasa se encontraban cámara y sensor. Este tipo de modelos son los que se han popularizado en los últimos años, gracias a su facilidad de uso, reducido tamaño, poco peso (gracias a que  pueden funcionar hasta con 4 pilas AA) y por su precio asequible (se encuentran cámaras desde menos de 100€).

 

 

 

Actualmente son numerosas las marcas comerciales que fabrican cámaras trampa en todo el mundo, son cientos los artículos científicos que se publican al año que han utilizado el fototrampeo como metodología de estudio, y miles las fotos de particulares y profesionales que publican en redes sociales fotografías de fauna que han obtenido con su cámara trampa.

 

Referencias:

  • Shiras G. 1906. “Photographing Wild Game with Flashlight and Camera“, National Geographic Society
  • Chapman FM. 1927. “Who Treads Our Trails?“, National Geographic, 52(3), 331-345.
  • Kucera AE  y AF Barret. 2011. A history of camera trapping,  pp.9-26. En: Camera Traps in Animal Ecology: Methods and Analyses, Editors: A. F. O’Connell, J. D. Nichols, U. K. Karanth. Publisher: Tokyo: Springer Inc

M

 

Germán Garrote

                IBiCo

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario